• Arturo Campión, 29, 48015, Bilbao (Bizkaia)

30/06/2017

30/06/2017 Posted by: Category: Blog No comments

¿Autónomo o empresa? ¿Asesoría sociedades o asesoría autónomos? 

En FERSAN Asesores somos conscientes de que es una de las decisiones más importantes y con mayor repercusión en la vida de un negocio. Llevamos 20 años trabajando estrechamente como asesoría sociedades y asesoría autónomos Bilbao. Por tanto, ponemos a tu disposición las ventajas e inconvenientes de ambas figuras para que la gran decisión sea más fácil de tomar.

Al iniciar una actividad, la primera pregunta que se nos plantea es ¿nos damos de alta como empresario individual autónomo o como empresa autónomo societario? Normalmente por coste y rapidez se opta por el régimen de autónomo individual.

 

¿QUÉ CONSECUENCIAS FISCALES TIENE?

Asesoría autónomos Bilbao: carga tributaria y bonificaciones

Se debe tener en cuenta que un autónomo individual puede llegar a tributar hasta el 44%.

Sin embargo, darse de alta en actividades económicas como autónomo individual lleva aparejada una bonificación en las cuotas de la Seguridad Social, durante los 18 primeros meses que son del 80%, 50% y del 20% de aplicación durante los primeros 6, 12 y 18 meses respectivamente.

 

Asesoría sociedades: ventajas fiscales de una empresa

Una microempresa tributaría un 24%, con incentivo del 20% dejando la cuota efectiva al 19,2%. Si desea formar una sociedad limitada desde el principio y se da de alta como administrador de la sociedad en el régimen de autónomos societarios, no se tiene derecho a la bonificación que hemos mencionado previamente para autónomos.

La figura sociedad limitada tiene muchas opciones y ventajas, desde el punto de vista de imagen, responsabilidad, posibilidad de expansión, colaboraciones, etc. También se debe de valorar los incentivos que se pueden obtener por la contratación, I+D+I y por Inversión: Esto puede reducir sustancialmente la cuantía del pago efectivo en el impuesto sobre sociedades.

Otro aspecto a tener en cuenta: en una sociedad limitada se pueden incorporar socios, los cuales pueden hacer inversiones y se podría financiar sin necesidad de contar con una entidad financiera y los socios incluso pueden aportar trabajo o experiencia al negocio.

 

¿CÓMO PUEDO DECIDIR SER AUTÓNOMO INDIVIDUAL O AUTÓNOMO SOCIETARIO?

No es una decisión que se puede tomar a la ligera y, en muchas ocasiones, si no se tienen garantías de futuro resulta aún más difícil.

Para descantarse por una u otra opción, deberían considerarse las siguientes pautas

  • Darse de alta como autónomo individual no tiene coste y tiene bonificaciones, mientras que los gastos de formar una sociedad limitada pueden alcanzar los 1000 €, entre notario, Hacienda, registro, petición de nombre, CIF y estatutos. A esto hay que añadir:
    • una aportación inicial de 3000€ (los cuales se recuperan al iniciar la actividad)
    • los costes por gestión de asesoría sociedades son más altos
    • no se puede acoger a las mismas bonificaciones que los autónomos individuales
    • también hay que tener en cuenta que las posibles subvenciones cambian
  • Un alta como autónomo se tramita en un día, mientras que en crear una sociedad limitada estaríamos hablando entre 3 a 20 días.
  • Los impuestos que pagan los autónomos se materializan en la declaración de la renta en el IRPF, mientras que las sociedades lo hacen a través del Impuesto sobre Sociedades, con tipos positivos efectivos que oscilan entre el 19,20% o el 24%, dependiendo si es microempresa o PYME.
  • Un autónomo individual responde con su patrimonio personal, mientras que un administrador a través de sociedad limitada solo responde con el patrimonio de la empresa.
  • De cara a buscar financiación, la Sociedad Limitada se encuentra en un buen momento: puede optar a financiaciones muy ventajosas a través de crédito.
  • Una Sociedad Limitada transmite una imagen de marca establecida y entidad solvente, lo que la hace que mucho más atractiva para los clientes que la figura de autónomo individual.
  • En cuanto a las ayudas para autónomos, autoempleo para autónomos y sociedades limitadas se tendría que analizar el tipo de empresa. En este estudio se establece si el negocio se puede acoger a algunas de las que están vigentes.

En conclusión, son muchos los aspectos a valorar de cara a decidir la figura fiscal que más se adapta a tu negocio. En FERSAN somos expertos en asesoría fiscal para empresas y autónomos, y estaremos encantados de acompañarte de esta decisión. Contacta sin compromiso y estudiaremos tu caso.

 


Leave a Comment